Mercadona & Juan Roig: El emprendedor visionario

27 Nov Mercadona & Juan Roig: El emprendedor visionario

Leo que esta noche, el programa “Salvados” emitirá un programa sobre el fenómeno Mercadona. Además, esta semana, -casualidades de la vida- he leído el informe que el Instituto Cerdá ha realizado sobre “El valor de la Innovación conjunta: estudio Mercadona e Interproveedores 2012-2015”, y hace 3 años tuve oportunidad de leer el libro escrito por Manuel Mira Candel, titulado “Juan Roig: el emprendedor visionario“.
Así que, si te apetece leer algo antes del programa de Jordi Evole sobre el fenómeno Mercadona, dejo lo que escribí en su día. Al final del post, encontrarás el enlace al documento “El valor de la Innovación conjunta”.
Un soldado ruso acudió al frente alemán a luchar en la Primera Guerra Mundial. Cuando estaba en una batalla entró en una ciudad y descubrió que en el techo de las casas había un artefacto -le dijeron que se llamaba bombilla- que iluminaba las estancias. Decidió que era muy buena idea tener luz, por lo que cogió la bombilla y la guardó como su TESORO más preciado. Al volver a casa enseñó la BOMBILLA a su familia y les explicó para qué servía. Entonces hizo un agujero en el techo e intentó enroscar la bombilla. NUNCA dio luz y nadie lo creyó.
 –
Copiar ideas sueltas te lleva al fracaso: para que una empresa funcione necesitas saber qué hay detrás de cada cuarenta o cincuenta cosas que forman una bombilla.
Lo anterior es la reflexión final de Juan Roig en un seminario sobre fundamentos de dirección de empresas orientado a jóvenes, y es la primera página cuya esquina superior fue doblada mientras leía el libro “Juan Roig. El Emprendedor Visionario”.
 
La lectura del libro de Manuel Mira Candel, nos adentra en la singular peripecia de Juan Roig y su imperio. De cómo surge todo, cuando su padre -El porquero-, empezó con “dos sacos de arena por uno de estiércol”, de cómo fueron sus años en el instituto, en la universidad y de cómo se creo Mercadona.
 –
Me limitaré a transcribir los textos que se recogen en esas páginas que suelo doblar cuando lo leído en ellas, ha captado mi atención o me ha hecho reflexionar.
 –
Página 89: En lo que todas las versiones coinciden es en el motivo de inspiración del nombre: la conjunción de dos términos indefectiblemente unidos y sincopados en la acción de la compra diaria de alimentos: mercado y mujer -mercat y dona en valenciano-.
 –
Página 98: Líder es el que sabe dar antes de recibir, y si no se lo dan lo exige.
Página 121: Por esas fechas, y probablemente con ánimo de ilustrar a los emprendedores con nuevas iniciativas, circuló por la ciudad de Valencia cierta historia sobre el origen de los supermercados en la ciudad de Nueva York.  El primer supermercado del mundo, se contaba con cierto énfasis, surgió cuando el dueño de una tienda de ultramarinos cayó enfermo de la espalda y no tenía ningún empleado que pudiera sustituirlo. Para no cerrar la tienda, tomó la decisión de situarse en la puerta de la misma y dejar que sus clientes entraran y se sirvieran ellos mismos todo aquello que necesitaran; finalmente, los clientes pasaban por la puerta y pagaban. Este empresario se dio cuenta de que, durante esos días, sus ventas se habían duplicado. A partir de este momento, un gran número de comerciantes de Nueva York comenzaron a imitarlo, y el concepto de “súper” comenzó a expandirse por toda América.
 –
Página 158: “La política del estómago” sería el aspecto más prosaico y grosero de la filosofía de este gurú empresarial. Se cuenta que, en cierta ocasión, para definirla dijo: “Todo lo que se come en los bares nos interesa”. Luego es imprescindible observar los hábitos de los consumidores en bares, restaurantes, fiestas; sus gustos, sus reacciones, la forma en que trabajan, los métodos que se emplean para producir en aquello que puede interesarles; entrar en sus casas, saber cómo cocinan (…) Mercadona produce más pizzas que cualquiera de los principales productores en Europa.
 
Página 232: “Brad Pitt y las feas”. Está comprobado que todas las mujeres prefieren ver a Brad Pitt en persona que en foto, aunque descubran algunos defectos. Eso, adaptado a los lineales, se traslada a cambiar los envases de los productos, ahora transparentes, para que se vea lo que hay dentro y no una foto. Y en cuanto a los de las “feas”, Mercadona ya no desprecia la fruta que no tiene buen aspecto. Si sigue estando en condiciones, se vende a mitad de precio.
 –
Página 235: La investigación orientada hacia la reducción de costes y el mantenimiento de la calidad de sus productos, ha hecho de Mercadona un gran laboratorio de pruebas único en el sector alimentario español. La tradicional I+D+i añade, en el caso de la cadena de Roig, una “doble i” (I+D+ii) que hace referencia al compromiso de realizar la inversión necesaria para acometer proyectos de ésta índole, de modo que la empresa está permanentemente abierta a desarrollar nuevos procesos tecnológicos y operativos.
Tags:
2 Comentarios
  • Manuel Mira Candel
    Publicado a las 18:39h, 27 noviembre Responder

    Soy Manuel Mira y me alegro que se haya escogido mi biografía no autorizada de Juan Roig (La Esfera de los Libros) para subrayar el fenómeno Mercadona.

    • Fernando Abadia
      Publicado a las 08:20h, 02 diciembre Responder

      Gracias Manuel por su comentario. En aquellos años no había mucha literatura sobre Mercadona. Su libro me resultó muy interesante y revelador.
      Saludos

Publica un comentario

Ideas, lecturas, eventos, insights... cada mes en tu email.

Verás en qué ando dibujando.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies